Desbloquea y desencripta los archivos codificados por ransomware con la ayuda de Avast

En los últimos tiempos, el ransomware se ha convertido en la plaga más devastadora de la industria del malware y un dolor de cabeza continuo para los que estamos en el mundo de la seguridad informática (y más específicamente de los antivirus). El ransomware (del inglés ransom, ‘rescate’, y ware, por software) es un tipo de programa informático malintencionado que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción. También conocidos como “secuestradores”, su misión es codificar nuestros archivos más importantes (fotos, documentos, bases de datos, etc.) para que en el caso probable de que el usuario o la empresa no hayan hecho copia de seguridad, se vean obligados a pagar el rescate solicitado.

La proliferación de esta clase de malware se ha producido por dos motivos: el primero, es que es tremendamente efectivo a la hora de sortear a los antivirus, y el segundo que la cantidad de usuarios que realizan los pagos es abrumadora, por lo que se gana mucho, muchísimo dinero con esta actividad delictiva. En la mente de muchos todavía queda el recuerdo del famoso “virus de la policía” y sus numerosas variantes, que fueron los precursores de la “moda”.

Año tras año vemos crecimientos de más de 100% en los ataques provocados por ransomware. En Avast se enorgullecen de presentar nuestras últimas herramientas de desencriptación, con el objetivo de ayudar a nuestros usuarios a poder recuperar sus archivos (en algunos casos) sin tener que ceder a la extorsión de los cibercriminales. Concretamente, podemos devolver los archivos que hayan sido codificados por estas familias de ransomware:

  • Alcatraz Locker
  • Apocalypse
  • BadBlock
  • Bart
  • Crypt888
  • CrySiS
  • Globe
  • Legion
  • NoobCrypt
  • SZFLocker
  • TeslaCrypt

En este enlace podrás acceder a la página de Avast donde encontrarás todas las herramientas de desencriptación, junto con detalladas descripciones de cada familia de ransomware.

virus-ransomware-avast-herramienta-desencriptar

Todas las herramientas son totalmente gratuitas, para todo el mundo, y Avast las irá actualizando o ampliando a medida que sea necesario. De hecho, en el poco tiempo transcurrido ya hemos recibido muchos mensajes de víctimas de ransomware agradeciéndonos la creación de estas herramientas y comentándonos que gracias a ellas han podido salvar desde sus recuerdos familiares, en unos casos, hasta datos imprescindibles para el funcionamiento de sus empresas o negocios. Esperamos que muchas más personas puedan salvar sus vidas digitales con estas herramientas y así evitar el pago de los rescates, que no hacen más que dar aliento a los creadores de este tipo de malware.

Cómo protegerse del ransomware y no caer en sus redes

Lo primero y más importante, es tener instalado un antivirus, como Avast, en todos tus dispositivos. Recuerda que los móviles también pueden ser víctimas de estos ataques, así que no descuides su protección. Un antivirus de última generación y debidamente actualizado, tanto en su motor como en su base de datos de firmas, es la primera vía para evitar que esta plaga inunde tu ordenador, de manera que evitamos su entrada y por tanto tener que recurrir posteriormente a vías de urgencia.

El segundo consejo es: estate alerta y sé inteligente. Además del antivirus, tú mismo puedes ser la mejor protección contra el ransomware si eres capaz de detectar los archivos maliciosos (que suelen provenir de emails fraudulentos). Ten en cuenta que los que desarrollan estos virus usan tácticas de ingeniería social para convencer y engañar a los usuarios a que instalen los archivos infectados. Ve con mucho cuidado con los enlaces y archivos adjuntos que abres, sea navegando por internet o consultando tu correo electrónico, verifica la procedencia de los que puedan resultar sospechosos y asegúrate de que provienen de fuentes fiables.

Es completamente esencial realizar copias de seguridad regulares de tus datos más preciados, sean a nivel particular o empresarial. Los backups (copias de seguridad) van a ser tu mayor aliado contra el ransomware, ya que en caso de resultar infectado te van a evitar tener que rascarte el bolsillo. Eso sí, recuerda que hay que hacerlos en medios extraíbles que no estén permanentemente conectados a tu ordenador, porque si te infectas el ransomware también codificará esa unidad externa y por tanto no habrá servidor de nada. Así pues, recuerda: copias de seguridad habituales, completas y sobre todo, externas.

Por último, si a pesar de todo resultas infectado y tus archivos son encriptados, lo primero que deberías probar son las herramientas de desencriptación que te proponemos en este artículo para ver si hay suerte y logras recuperar tu información gracias a ellas.

Si quieres más información técnica acerca de las herramientas de desencriptación de ransomware de Avast, te proponemos que eches un vistazo al artículo original del blog de Avast en inglés.